Pedro Albizu Campos: “Grande es el imperio al que nos enfrentamos, pero más grande es nuestro derecho a ser libres”

(Entrevista ficcional realizada al patriota y líder político puertorriqueño, Pedro Albizu Campos  [1893-1965]. Figura más relevante e influyente en la lucha por la independencia de Puerto Rico durante el siglo 20.)

Por: Lindsey M. Maldonado Sevilla

albizu3
Foto: google

Ponce, pueblo natural de Pedro Albizu Campos, es el lugar en el que tuve un espléndido y enriquecedor encuentro espiritual con el revolucionario puertorriqueño. La cita se llevó a cabo en horas de la mañana, en el pueblo de la ciudad, donde el conocido Parque de Bombas toma lugar y donde el calor se impone incesantemente. Pedro Albizu es un hombre seguro de sí mismo y sus creencias. Luce contundente y esperanzado de que su visión revolucionaria, sobre un Puerto Rico libre, se cumpla exitosamente.

 

Pedro Albizu: ¡Saludos! ¿Y cómo le va? ―saludó efusivamente―.

Lindsey Maldonado: ¡Muy bien, Sr. Albizu! Y usted, ¿cómo está?

Pedro Albizu: Estoy bien. Un poco desconcertado ya que son mínimos los que me recuerdan ―dice rascándose el cabello de manera angustiosa―.

Lindsey Maldonado: ¿Por qué dice eso? ―digo sorprendida―.

Pedro Albizu: Porque he visto como el pueblo permite ser doblegado por inescrupulosos, insensibles y corruptos políticos que creen permisible la imposición del imperio.

Lindsey Maldonado: ¿Imposición del imperio? ¿A qué se refiere?

Pedro Albizu: Me refiero al imperio de Estados Unidos. El mismo busca absorber incesantemente nuestra tierra. Si nosotros los puertorriqueños lo permitimos, el imperialismo yanqui no frenará. Por el contrario, continuará expandiéndose y atentará contra nuestra raza.

Lindsey Maldonado: ¿Qué sugiere entonces?

Pedro Albizu: Como dijo Foch en la última invasión alemana: “Hay que detenerlos donde están y despojarlos de las posiciones que ocupan” (Albizu Campos, 1984).

Lindsey Maldonado: Entonces, ¿cree usted que los puertorriqueños han olvidado su lucha en contra del imperio yanqui, como usted le llama?

Pedro Albizu: No creo que han olvidado la lucha. Todo lo contrario, creo que desde el yanquismo de las escuelas y la seducción del presupuesto colonial han subyugado a la población. Sin embargo, existe una juventud leal y sincera que es inspirada por figuras importantes que dieron todo por esta islita tales como Eugenio María de Hostos, De Diego, de Betances, y otros grandes próceres de Iberoamérica como Fidel Castro Ruz y Hugo Chávez Frías.

Lindsey Maldonado: Habiendo dicho eso y siendo usted anti imperialista y revolucionario, ¿por qué entonces formó parte del ejército norteamericano para la guerra mundial? ―pregunté en tono sarcástico―.

Pedro Albizu: Tu pregunta es muy válida. Porque nadie conoce mejor el mal como quien lo ha vivido. El imperio de los Estados Unidos es un enemigo vil, cínico y táctico. Cuando uno se va a enfrentar a un enemigo, lo primero que debe tomar en consideración es conocerlo. De esta manera, puedes tener una visión contundente de cuáles pueden ser sus tácticas para atacar. Por tal razón, me integré a su organización militar para conocerle mejor y no ser tomado por sorpresa. Cuando uno conoce el enemigo desde adentro y quiénes están a cargo de la organización, se tiene ventaja sobre ellos.

Lindsey Maldonado: Además, tengo entendido que usted llevó a cabo sus estudios universitarios en los Estados Unidos y vivió allá. ¿Qué estudió? ¿Y cómo compagina usted sus creencias políticas con eso?

Pedro Albizu: Sí. Mi enseñanza universitaria la cursé en la Universidad de Harvard. Aprobé el curso de Ingeniero Químico, Letras y Filosofía, Ciencias militares bajo la Misión Militar francesa en Estados Unidos y Derecho (Albizu Campos, 1984). Esto va ligado a la pregunta anterior ya que de la misma manera que se debe conocer al enemigo desde su origen, es vital que se conozca su idioma para poder entenderlo. De esta manera, evitamos ser engañados.

Oye, te veo preocupada ―interrumpió―.

Lindsey Maldonado: Entiendo ahora su punto de conocer al enemigo para poder tener una ventaja sobre él. Sí, lo estoy. Puerto Rico tiene una crisis fiscal que ha sido inducida. Por tal razón, se nombró una Junta de Control Fiscal y la Universidad de Puerto Rico está en peligro. La Junta impuso un recorte de $450 millones para disminuir costos del gobierno para PAGAR la deuda. Los estudiantes y personal docente se han manifestado, pero tengo la impresión de que no importa lo que hagamos, la universidad sufrirá grandes recortes que significan el colapso de la misma.

Pedro Albizu: ¡¿CÓMO ES ESO?! ―exclamó sorprendido―. ¿Junta de Control Fiscal? ¿A caso el imperio yanqui no puede ser más descarado? El imperio yanqui es bruto, ¡bruto! ¡Es un imperio regido por hombres cínicos y brutos que solo respetan fuerza bruta! (Albizu Campos, 1984) ―dijo molesto―. En primer lugar, es un acto de aplastamiento e imposición contra nuestro pueblo. Segundo, la legislatura es un mito, gravita sobre ella el veto absoluto del tirano: el presidente de Estados Unidos (Albizu Campos, 1984). Todos esos que forman parte del gobierno son unos corruptos que permiten esta desfachatez. Los jóvenes tienen el deber de defender su Patria con las armas del conocimiento (Albizu Campos, 1984). Es indiscutible el hecho de que la Universidad es parte esencial de un pueblo. Hay que educarnos para no caer en la ignorancia y subyugación por parte del imperio norteamericano que no le importa más que aplastarnos y absorbernos en su totalidad. Tiene que haber un levantamiento de todos los puertorriqueños que propenda un sucumbir del gobierno central para que noten que el pueblo no permitirá que se salgan con la suya.

Lindsey Maldonado: ¡Y eso no es todo! ―exclamé con certeza―. Piensan llevar a cabo un plebiscito este año durante el mes de junio. Entiendo que es una medida innecesaria, la cual conlleva una inversión de millones de dólares los cuales no tienen por qué ser utilizados para esos fines que por el momento no tendrán ninguna consecuencia.

Pedro Albizu: El plebiscito es un torpedo que el imperio lanza en el mismo corazón de la nacionalidad. Consultar a una nación si quiere ser o no libre constituye una ofensa, pues siendo, como es, la independencia la vida misma de la nacionalidad es atentar contra su existencia el plantearle ese dilema. Este no es ni estado ni soberano. Es una mera provincia de la nación americana. La supuesta autoridad del Congreso de los Estados Unidos para regular la vida de Puerto Rico emana de un acto de fuerza: la intervención norteamericana, venida como resultado de la guerra hispanoamericana; y de un tratado, el de París, hecho y firmado por Estados Unidos y España en contravención con principios fundamentales del derecho internacional. Reconocida la soberanía de Puerto Rico por la Corona española en virtud del Acta Autonómica de 1897, no podía España ceder nuestra patria a Estados Unidos sin consultar la opinión nacional puertorriqueña a través de sus legítimos representantes. Ausentes los plenipotenciarios de Puerto Rico de las discusiones que culminaron en el Tratado de París, no consultada la opinión puertorriqueña sobre las partes dispositivas de dicho tratado que le afectaban, la cesión de Puerto Rico a Estados Unidos se hizo ilegalmente. Es por eso que todos los actos del Congreso de Estados Unidos en cuanto afectan a Puerto Rico son nulos, carentes de toda eficacia jurídica (Albizu Campos, 1984).

Lindsey Maldonado: Albizu, usted como gobernador de este país, ¿qué hubiera hecho?

Pedro Albizu: El primer deber del hombre es amar la tierra que le vio nacer. La patria es indestructible y sobrevivirá a todas las imposiciones de los suyos o de los extraños. Hay que agradecer y continuar el legado que todos nuestros próceres hicieron porque aquellos que no veneran las cenizas de sus mayores son los verdaderos muertos. La independencia, que es el supremo bien de un pueblo, se conquista solamente con valor y sacrificio. Un pueblo lleno de valor y dignidad no puede ser conquistado por ningún imperialismo. Puerto Rico tiene que jugar un papel en la historia y tiene que ser libre para poder mirar de frente a la posteridad. Debemos hacer honor a todos aquellos que lucharon por nuestra patria y no renegar de nuestra cultura y nuestra raza sino favorecer la unión de un pueblo cansado del colonialismo; porque no es ni estado ni libre y no puede haber sociedad alguna posible entre el amo y el esclavo. Todo esto hay que desafiarlo solamente como los hombres de Lares desafiaron el despotismo: con la revolución. A todos nos gustaría hacer la independencia rodeados de comodidad, pero esa no es la historia de ninguna nación que quiere ser libre (Albizu Campos, 1984) ―así lo dijo con energía y contundencia―.

Agradecí el espléndido encuentro espiritual y la contundencia y justificación de cada una de sus respuestas. Me despedí de él. Es un hombre de palabra y contundente. Considero que ha sido el mejor líder independentista y revolucionario que este país ha dado.

 

 

 

Bibliografía

Albizu Campos, P. (1984). La conciencia nacional puertorriqueña. República Dominicana, Santo Domingo: Editora Corripio, C. Por A.

El Nuevo Día. (11 de Septiembre de 2011). Las carpetas y la historia de Pedro Albizu Campos. El Nuevo Día. Obtenido de http://www.elnuevodia.com/noticias/politica/nota/lascarpetasylahistoriadepedroalbizucampos-1062934/

Grace. (5 de Junio de 2011). BoriFrases. Obtenido de Pedro Albizu Campos: http://www.borifrases.com/2011/06/pedro-albizu-campos.html

N.A. (2017). Biografias y vidas. Obtenido de Pedro Albizu Campos: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/albizu.htm

N.A. (2017). Word Reference. Obtenido de Sinónimos: http://www.wordreference.com/sinonimos

N.A. (2017). Word Reference. Obtenido de Definiciones: http://www.wordreference.com/definiciones

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s